Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad Contactar con la SEMALAfiliarse a la SEMAL
Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad
Volver a la página principal
Información sobre la SEMAL
Divulgación sobre Longevidad
Información médica para profesionales

Congresos de la SEMAL

Agenda: Medicina Antienvejecimiento
Revista de la SEMAL
I Congreso de la SEMAL
Miembros de la SEMAL

Ver contenidos para profesionales

 

Información y noticias para profesionales de la Medicina

Las poblaciones humanas son genéticamente más idénticas entre sí de lo que se pensaba

 

(Science) Se sabe desde hace tiempo que, a pesar de las diferencias físicas, las poblaciones humanas son muy similares genéticamente entre sí. Ahora, un nuevo estudio publicado en el último número de "Science" muestra que las similitudes entre poblaciones muy separadas geográficamente son incluso mayores de lo que se creía.

Además, según escriben científicos de la Stanford University (Estados Unidos), la investigación ha permitido identificar diferencias minúsculas en el ADN de tales poblaciones que pueden ayudar a localizar geográficamente los ancestros de hombres y mujeres individualmente.

Se trata del mayor estudio realizado sobre el tema hasta la fecha, y en él han participado equipos estadounidenses, franceses y rusos. Se analizaron muestras de ADN obtenidas de más de 1.000 individuos de 52 poblaciones de África, Eurasia, Asia Oriental, Oceanía y las Américas. Para identificar poblaciones específicas, se centraron en la búsqueda de "microsatélites", cortos segmentos de ADN que presentan patrones determinados y que se transmiten de generación a generación. Concretamente, analizaron 377 microsatélites que los biólogos utilizan como marcadores genéticos. Cada uno tiene entre 4 y 32 tipos distintos, y la mayoría se encontraron en personas de todos los continentes, lo que sugiere que sólo una minúscula fracción de los rasgos genéticos es distintiva de una población específica. Esto significa, a juicio de los autores, que las diferencias visibles entre los grupos humanos, como el color de la piel o la forma del cráneo, son consecuencia de diferencias en una proporción muy pequeña de rasgos genéticos. En definitiva, que si comparamos dos individuos de cualquier parte del planeta, se comprobará que son idénticos genéticamente en un 99,9%.

(c) 2002 Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad

Diseño Web PlenumWeb