Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad Contactar con la SEMALAfiliarse a la SEMAL
Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad
Volver a la página principal
Información sobre la SEMAL
Divulgación sobre Longevidad
Información médica para profesionales

Congresos de la SEMAL

Agenda: Medicina Antienvejecimiento
Revista de la SEMAL
I Congreso de la SEMAL
Miembros de la SEMAL

Ver contenidos para profesionales

 

Información y noticias para profesionales de la Medicina

Autopsias a pacientes trasplantadas de médula ósea muestran que las células madre forman nuevas neuronas en el cerebro

 

(Proceedings) 22/01/2003

Las autopsias realizadas a cuatro pacientes que habían recibido nuevas células madre como parte de un trasplante de médula ósea han revelado que unas pocas células migraron al cerebro y formaron un grupo de nuevas neuronas, tal como muestran investigadores de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos en "Proceedings of the National Academy of Sciences".

El hallazgo apoya la teoría de que las células madre son capaces de dar lugar a nuevas neuronas y, por lo tanto, conducir a nuevos tratamientos para pacientes con traumatismos, Alzheimer y otras enfermedades neurológicas.

Del mismo modo, otros estudios han comprobado que células madre de la médula ósea trasplantadas a seres humanos pueden desarrollarse como células cardíacas y hepáticas maduras, así como en neuronas. Esto último se había observado en experimentos con ratones.

En el nuevo estudio, se practicó la autopsia a pacientes femeninas -afectadas por leucemia y otras enfermedades- que habían recibido trasplantes de médula ósea de donantes varones. Sólo una parte de las células de la médula ósea son células madre. En las autopsias se observó que algunas células del cerebro de las pacientes contenían el cromosoma Y, lo que indicaba que procedían del donante y que habían migrado al cerebro dando lugar a nuevas neuronas. En la pacientes más joven, de 3 años de edad, 7 de cada 10.000 neuronas contenían el cromosoma Y.

(c) 2002 Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad

Diseño Web PlenumWeb