Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad Contactar con la SEMALAfiliarse a la SEMAL
Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad
Volver a la página principal
Información sobre la SEMAL
Divulgación sobre Longevidad
Información médica para profesionales

Congresos de la SEMAL

Agenda: Medicina Antienvejecimiento
Revista de la SEMAL
I Congreso de la SEMAL
Miembros de la SEMAL

Ver contenidos para profesionales

 

Información y noticias para profesionales de la Medicina

La terapia celular definirá estrategias terapéuticas, pero no lo curará todo

 

(24/07/2003). - Diario Médico

Las esperanzas que se han depositado en la terapia celular están totalmente fundadas. Sin embargo, como han reconocido Antonio García, Bernat Soria y Javier García Sancho en un curso de la Universidad Menéndez Pelayo de Santander, existen aún muchos aspectos que deben investigarse. Entre éstos se encuentran los factores tróficos y la idoneidad del uso de células madre adultos o embrionarias para cada caso.

 

En la medicina no existen panaceas, y no hay una solución para todo, pero la terapia celular irá definiendo perfiles para diversas estrategias terapéuticas, basadas en factores tróficos o en células madre procedentes de adulto. "La terapia celular no va a resolverlo todo, pero sí mejorará sensiblemente algunas patologías, por lo que somos afortunados de vivir este momento de la medicina. Hay razones para el optimismo, pero de ningún modo podemos decir que la terapia celular va a solucionar todo aquello que ahora no sabemos", han asegurado los catedráticos Antonio García, Bernat Soria y Javier García Sancho en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, de Santander.

García Sancho, catedrático de Farmacología de la Universidad Autónoma de Madrid y jefe del Servicio de Farmacología Clínica del Hospital de La Princesa, dirige esta semana en el Palacio de la Magdalena la Escuela de Farmacología Teófilo Hernando, bajo el título de Riesgo cardiovascular y fármacos , curso de verano patrocinado por la Fundación Lilly. Según García, el desarrollo farmacológico en este campo no se detiene con productos verdaderamente cada vez más potentes, eficaces y seguros, "pero el potencial terapéutico de las células madre y la terapia celular en el infarto de miocardio están revolucionando la investigación cardiovascular, cuyo gran reto continúa siendo la reparación del tejido miocárdico dañado tras un accidente isquémico".

 

Factores tróficos

Durante el curso, Bernat Soria, catedrático de Fisiología de la Universidad Miguel Hernández, de Alicante, sostuvo tajante que "si algún día conociéramos los factores tróficos que hacen que una célula resistente pueda ayudarnos a regenerar el tejido afectado, conseguiríamos algo mucho más atractivo de lo que hacemos ahora mismo con las células embrionarias o de médula ósea. Pero seguramente, para descifrar esos factores tróficos habrá que investigar mucho con las células, y después regenerar localmente el tejido dañado".

Soria se negó a discutir si son mejores las células embrionarias o las adultas, porque, en su opinión, se trata de un debate que no preocupa a los científicos. "Sabemos que las embrionarias tienen más capacidad de proliferación y diferenciación que las células madre adultas, es decir, son más versátiles, pero por el contrario estas últimas están más cerca del tejido que pretendemos reparar, y para ciertas opciones van a ser mejores que las embrionarias. Ahora mismo lo que procede es seguir investigando para tener más claras las cosas, pues si nos centramos en el riesgo cardiovascular no conviene olvidar que un paciente infartado pierde el 30 por ciento de tejido".

 

Sustitución

Por su parte, Javier García Sancho, catedrático de Fisiología de la Universidad de Valladolid, consideró que la terapia celular tiene un gran futuro por delante, porque sus principios generales son extrapolables para muchas opciones terapéuticas. "Falta un largo camino en este sentido, y el reto pasa por sustituir las células dañadas por otras nuevas. La mejor opción de todas es implantar células madre que generen un nuevo material que sustituya al dañado en el organismo. Estamos todavía muy al principio de una investigación en la que va a ser clave cómo decirles a las células que se implantan la forma de regenerar la zona afectada, por ejemplo en el infarto agudo de miocardio".

 

Recursos escasos

Al referirse a la manipulación de las células para curar la diabetes, Soria se detuvo en los trabajos que se llevan a cabo con los islotes pancreáticos y la búsqueda, en general, de nuevas fuentes celulares. De momento sólo hay dos enfermos trasplantados en España con islotes, por lo que el catedrático alicantino pidió prudencia antes de que este tratamiento se incorpore y generalice en los centros. "El problema estriba en que nunca tendremos suficiente número de islotes para tantos pacientes diabéticos -120.000 de tipo 1 y más de dos millones de afectados por el tipo 2-, y de ahí que busquemos nuevas fuentes en las células madre".

El director del seminario señaló que España sigue "en el furgón de cola de la ciencia europea, y que ni este Gobierno ni el anterior nos han sacado de esa posición. En investigación seguimos por debajo del 1 por ciento de inversión del Producto Interior Bruto, y esto no es bueno para seguir avanzando".

 

 

(c) 2002 Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad

Diseño Web PlenumWeb