Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad Contactar con la SEMALAfiliarse a la SEMAL
Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad
Volver a la página principal
Información sobre la SEMAL
Divulgación sobre Longevidad
Información médica para profesionales

Congresos de la SEMAL

Agenda: Medicina Antienvejecimiento
Revista de la SEMAL
I Congreso de la SEMAL
Miembros de la SEMAL

Ver contenidos para profesionales

 

Información y noticias para profesionales de la Medicina

Un buen control del colesterol antes de la menopausia previene de las complicaciones cardíacas

 

(25/07/2003). - Jano On-line

Un buen control del colesterol y mejorar el estilo de vida antes de la menopausia son medidas eficaces para prevenir las enfermedades del corazón, ya que las mujeres mayores de 55 años tienen un mayor riesgo de padecer este tipo de complicaciones. Esta conclusión se desprende de un estudio realizado por la Facultad de Medicina Albert Einstein de Nueva York (Estados Unidos) y que se presentó a la 43ª Conferencia Anual de Enfermedades Cardiovasculares, Epidemiología y Prevención de la Asociación Americana del Corazón (AHA).

En el estudio, realizado por la Prof. Derby se incluyeron 1.349 mujeres de entre 42 y 52 años y se tuvieron en cuenta los valores de colesterol, así como su presión sanguínea, índice de masa corporal (IMC) y otros factores.

Según la investigación, casi el 20% de las personas analizadas era susceptible de recibir un tratamiento para reducir el colesterol después de cumplir los 55. Además, el 13% de las mismas debían modificar su estilo de vida, o combinar esos cambios con medicación para reducir sus niveles de colesterol.

La Prof. Derby afirmó que "el colesterol no es el único factor de riesgo que hay que tener en cuenta a la hora de afrontar la menopausia, también hay que controlar la tensión arterial, el sobrepeso o el incremento de la acumulación de grasa en el abdomen".

Según la AHA, las mujeres pueden reducir el peligro de enfermedades cardiovasculares realizando algunos cambios en sus hábitos como mejorar su dieta, aumentar la actividad física y no fumar.

 

 

(c) 2002 Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad

Diseño Web PlenumWeb